El grupo francés de ocio y telecomunicaciones Vivendi obtuvo un beneficio neto atribuido de 2.558 millones de euros, en los seis primeros meses del año, lo que supone duplicar su resultado del mismo periodo de 2010, informó la empresa, que ha confirmado sus previsiones anuales y se ha comprometido a elevar el dividendo.

El resultado ajustado de Vivendi, que no tiene en cuenta el impacto de elementos atípicos, se situó en 1.834 millones, lo que representa una mejora del 20,2 por ciento, respecto al primer semestre de 2010, según recoge Europa Press.

"A pesar del turbulento entorno económico y financiero, nuestros indicadores operativos están creciendo. Confirmamos nuestra perspectiva de un beneficio recurrente para el conjunto del año por encima de 3.000 millones y de un aumento del dividendo.", ha declarado al respecto el consejero delegado del grupo, Jean-Bernard Lévy.

La cifra de negocio de Vivendi alcanzó los 14.253 millones de euros, un 1,9 por ciento más, impulsada por Activision Blizzard (un 9 por ciento más), GVT ( un 53,6 por ciento más) y Canal+ Group ( un 2,8 por ciento más), que compensaron los retrocesos de Universal Music Group ( un 1,9 por ciento menos), SFR ( un 2 por ciento menos) y Maroc Telecom ( un 1,5 por ciento menos).

Finalmente, durante el segundo trimestre del ejercicio, Vivendi obtuvo un beneficio neto atribuido de 824 millones de euros, un 23,2 por ciento más, mientras que su facturación se mantuvo en línea con la cifra de 2010, al sumar 7.069 millones.