Los fabricantes japoneses de electrónica de consumo Sony, Toshiba e Hitachi unirán sus operaciones para la fabricación de pantallas LCD y contarán con el respaldo gubernamental para defenderse de la creciente competencia de sus rivales de Corea del Sur y Taiwán. La inyección del Gobierno japonés ha sido de 1.800 millones de euros.

La unión entre Sony, Toshiba e Hitachi creará el mayor fabricante mundial de pantallas LCD para smartphones y tablets Electronics de Corea del Sur. La medida ayudaría a las empresas a centrarse en sus operaciones principales., superando a los líderes mundiales Sharp Corp. de Japón y Samsung.

En este proyecto la Red de Innovación de Japón (INCJ) invertirá unos 1.800 millones de euros (2.600 millones de dólares) teniendo una participación del 70 por ciento. Sony, Toshiba e Hitachi contarán con el 30 por ciento restante de participaciones, Según aseguraron las tres empresas este miércoles. El INCJ está supervisada por el ministerio de comercio de Japón, y fue criticado en la década de 1990 por no apoyar la tecnología japonesa y a las empresas fabricantes de pantallas. Por ello, los críticos aseguran que este fracaso permitió a las empresas de EE.UU. y Corea del Sur tomar la iniciativa del negocio de las pantallas LCD.

El objetivo de Sony, Sharp e Hitachi es completar esta unión en la primavera de 2012. Las tres empresas en conjunto controlaban el 21,5 por ciento del mercado de fabricación de pequeñas y medianas pantallas el año pasado, cifra superior a la de Sharp (14,8 por ciento) o Samsung Mobile, con un 11,9 por ciento.

Las tres multinacionales habían dudado en invertir en una nueva línea para competir contra Sharp, pendiente de recibir una inversión de 692 millones de euros (1.000 millones de dólares) de Apple, y contra sus rivales de Corea del Sur, LG Display y Samsung Mobile, que tienen acuerdos de suministro con clientes clave, según Europa Press.

Con los fabricantes cambiando su estrategia hacia los la fabricación de pantallas de tamaño pequeño para satisfacer la demanda de 'smartphones' y 'tablets', los analistas de la industria aseguran que con la unión de estas tres empresas habría un exceso de oferta para el próximo año. "No es un negocio que probablemente proporcionará beneficios estables a medio y largo plazo", aseguró el gerente senior de inversiones de Sompo Japan NipponKoa, Shigeo Sugawara.

Pero de momento, no está claro como estas tres empresas, que utilizan dos tipos diferentes de tecnología, se unirán. El anuncio no incluyó los detalles sobre como se iba a desarrollar este negocio.