Canal+ France de nuevo somete su compra de TPS a las autoridades



El grupo audiovisual Canal+ France y su principal accionista, Vivendi, han sometido de nuevo la compra de la plataforma competidora TPS al análisis de la Autoridad de la Competencia, anunció ese organismo, que, en septiembre pasado, les retiró la autorización dada en 2006, por no haber cumplido sus respectivosc compromisos.
La Autoridad francesa de la Competencia ha explicado, recientemente, que ambas empresas audiovisuales notificaron la operación y que, ahora, deberá examinarla, teniendo en cuenta las actuales condiciones del mercado, y que no iniciará ese trámite hasta no haber verificado que el dossier presentado contiene las informaciones necesarias. “La Autoridad evaluará el impacto sobre la competencia considerando la situación que prevalece en la actualidad en los mercados afectados y estudiará igualmente las soluciones que puedan o deban ser aportadas a los problemas de competencia susceptibles de ser identificados”, según dicha nota oficial.
Canal+ y Vivendi lograron la autorización a cambio del respeto de una serie de condiciones, cuyo objetivo era que los distribuidores de televisión de pago alternativos (básicamente los proveedores de internet) pudieran acceder a contenidos atractivos para constituir paquetes de cadenas “competitivos” que alimentaran la competencia, según EFE.
Sin embargo, la Autoridad de la Competencia constató que Canal+ tardó en poner a disposición de esos distribuidores alternativos los siete canales que debía permitirles incluir en sus ofertas y “degradó la calidad” de ellos, por lo que, a finales de septiembre, le retiró el permiso. Canal+ reaccionó a esa retirada y a la sanción de 30 millones de euros que la acompañó anunciando que la iba a recurrir para recuperar su licencia, porque se trataba de una decisión desproporcionada respecto a las “supuestas faltas” cometidas, según sus responsables.