La Ley General Audiovisual y el futuro de la HDTV/3DTV, a debate en Broadcast IT 2011


La Ley General Audiovisual de España fue uno de los temas de debate de las "Jornadas Técnicas" de Broadcast IT 2011, ayer, en IFEMA-Madrid. Asimismo, dentro de esta conferencia, se debatió acerca de la radio digital y los estándares DAB/DAB+ y DRM/DRM+, así como también sobre alta definición y 3D.
La mesa redonda “Nuevo escenario audiovisual español”, moderada por Jordi García Candau, trató la difícil situación del mercado español de producción de contenidos audiovisuales, afectado, a su vez, por la dramática situación de muchos de los broadcasters en TDT, que no son capaces de conseguir cupos de publicidad mínimos.
Los participantes, José Manuel Campo Contreras (Presidente de UTECA y CEO de La Sexta), Pedro Pérez (Presidente de FAPAE), Alejandro Perales (Presidente de AUC y profesor de la universidad Rey Juan Carlos) y Tacho de la Calle (Vicepresidente de la Academia de Televisión), estuvieron de acuerdo en que la llegada de la TDT ha traído una cantidad ingente de canales, pero también una devaluación considerable de la calidad de los contenidos. Y lo peor de todo es que nos encontramos ante un modelo de negocio insostenible. Santiago González (Director de RTVE) y Manuel Campo Vidal (Presidente de la Academia de TV), se vieron obligados a cancelar a última hora su participación en esta mesa redonda para poder participar en una de las reuniones de preparación del debate electoral entre los candidatos a la Presidencia del Gobierno en las próximas Elecciones Generales. Tacho de la Calle acudió a la mesa en sustitución de Manuel Campo Vidal.

Por un lado, Jordi García Candau puso de manifiesto los drásticos cambios vividos respecto al modelo televisivo de los noventa, que contaba con dos tipos de cadenas nacionales, públicas y privadas, más la tercera opción de las autonómicas; algo radicalmente distinto al modelo de hoy, basado en el dividendo y la TDT, con una ingente multiplicación de los canales en abierto, en un modelo difícilmente sostenible, y todo ello agravado por la actual crisis económica. Según él, “Muchas televisiones trabajan con sus multiplex alquilados y muchas de ellas a punto de desaparecer. Estamos en una situación en la que la proliferación de la oferta nos ha llevado a la segregación de las audiencias, con un grave problema publicitario. Antena 3 y Telecinco tienen dos tercios de la capacidad publicitaria, a pesar de todo. Con ello, vemos también que la distribución publicitaria no es equitativa. Mi primera conclusión es que muchas cadenas aparecieron en un momento inadecuado, lo que sumado a dicha segmentación, hace que muchos no puedan vivir del Spot”. Asimismo, añadió que “Estamos en un momento apasionante, pero con problemas al mismo tiempo a la hora de captar publicidad, y algunas emisoras están a punto de renunciar a sus frecuencias”.
José Miguel Contreras afirmó en su ponencia que desde el doble papel que actualmente desarrolla, como presidente de UTECA y CEO de laSexta, se encuentra al frente de dos organismos muy distintos en su filosofía y en la forma de entender un medio de comunicación. Sin embargo, Contreras se mostró a favor de la búsqueda de una solución consensuada desde todos los puntos de vista: “Mi opinión, en primer lugar, es que en este panorama confuso no debemos regodearnos más en la crisis, sino tratar de ser constructivos. Para esto es clave entender cuáles son los problemas reales, más allá de discursos interesados desde unas y otras partes. Estamos en una crisis económica de enorme magnitud y, en el caso de la televisión en España, esta crisis ha traído una bajada drástica de la inversión publicitaria. Estamos próximos a facturar la mitad de lo que se facturaba hace cuatro años. Una empresa como La Sexta, que nació hace 6 años y realizó entonces su plan de negocios, se encuentra hoy con que dicho plan es del todo inútil, ya que ni siquiera las hipótesis más pesimistas en dicho momento podían aventurar lo dramática que sería la realidad económica pocos años después. Como circunstancia paralela a esta crisis, el Gobierno diseñó la nueva estructura del modelo audiovisual justo antes de la crisis”, según recoge "Producción Profesional".
Por su parte, Pedro Pérez dio comienzo a su intervención con un firme apoyo a las palabras de José Manuel Contreras: “Me da pena que José Manuel Contreras no fuera el presidente de UTECA cuando era el momento de tomar tan importantes decisiones. Yo le pediría al partido que gane las próximas elecciones, sea el que sea, que vuelva a plantear desde cero el modelo audiovisual. Lo que tenemos ahora es una norma totalmente confusa y errada, técnicamente y también en lo relativo a los resultados. Sin embargo quiero añadir dos cosas de sustancial importancia a lo dicho por Contreras: Se ha legislado pensando en los poderosos, y los poderosos les hemos regalado la TV a los extranjeros. Los dos mayores grupos están en manos extranjeras. Hemos regalado tan sensible como es la televisión”.

Alejandro Perales, representando a los usuarios, siguió una línea similar a sus predecesores en la mesa: “Estoy muy de acuerdo con mis compañeros de mesa, y lo que siento ante este panorama se puede calificar como estupor”, decía Perales al comienzo de su intervención. Hemos sido víctimas de una Ley Audiovisual hecha a troqueles. La Ley General de la Comunicación Audiovisual, de 2007, es algo que muchos vimos con buenos ojos, sobre todo por sus promesas de pluralidad. Sin embargo, el modelo de financiación no funciona, es un modelo insostenible. La televisión pública estatal es insostenible, y también lo son las autonómicas desde que se alejaron del modelo del tercer canal.
Perales concluye: “Sin duda, una proliferación masiva de los contenidos no supone una mejora cualitativa. Estamos viendo más bien todo lo contrario. Los dividendos digitales han venido a complicar todavía más la situación para muchos. Esta división del espectro va a ir en contra de los ciudadanos, y carecemos de una autoridad audiovisual independiente, y en estas circunstancias es imposible que la legislación se cumpla”.


Por otro lado, también se debatió el futuro de la HDTV y la TV en 3D. Aquí, Damián Ruiz, de la universidad ETSI-UPM, reconoció que, en la actualidad, la implantación del sistema 3D en una cadena de producción tradicional es un trabajo más que complicado pues “en su producción intervienen variables que influyen en la captación y percepción de la profundidad”.
Ruiz destacó la gran evolución que han experimentado estas tecnologías desde la aparición, en 1982, del primer estándar de video digital, hasta nuestros días donde ya se plantean proyectos como la posible emisión de los partidos del Mundial de Fútbol de Argentina en 4K 3D, o la más que evidente retransmisión de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en 3D y HD. A pesar de estos avances, la normativa (EBU-R 135), no recoge aún estándares para el intercambio, archivo y producción en programas de 3DTV.
Según el investigador del ETSI, captar en 3D supone el tener que simular el sistema de percepción visual, para ello es imprescindible obtener profundidad por medio del desplazamiento (Disparidad) de los elementos de la escena en cada una de las vistas con diferente perspectiva. Por tanto, la profundidad está determinada por la distancia interaxial (Di), que es la distancia entre los ejes ópticos de las cámaras, la convergencia o ángulo entre ejes ópticos y la disparidad. Esta última se registra en número de píxeles, no en milímetros, por lo que su definición dependerá de la resolución del sensor (RHs) y de la anchura del mismo (Ws). Entonces, según Damián Ruiz, la percepción de la profundidad depende del tamaño de la pantalla.
En relación al almacenamiento, Ruiz señala dos herramientas posibles: Simulcast, un sistema de codificación independiente de vistas y MVC, un sistema de codificación inter-vistas, que identifica como el más recomendable puesto que resulta muy eficiente en formatos de alta calidad. Respecto a los estándares de difusión DVB-3D, Damián Ruiz reconoce que “estamos metidos en un gran lío, porque vamos a remolque de los servicios comerciales”. Existen dos fases de desarrollo, la primera supuso la aparción del Frame Compatible (FC), con la consecuente reutilización de las actuales infraestructuras de televisión para HDTV, ofreciendo una resolución mitad a la HD por vista, incorporando un nuevo Sub-modo, Frame Compatible Service (FCS), compatible con 2D-HDTV. La segunda de las fases consta de otras dos: Service Compatible (SC) y Frame Compatible Compatible (FCC).
Por su parte, Inés Sanz, directora de Ingeniería de Clientes de Hispasat, como plataforma de difusión de contenidos en 3D. Sanz destacó que la HD será la televisión estándar del futuro cercano, mientras que el desarrollo del 3D dará paso a la regular comercialización de la UHD. Así, la representante de Hispasat sitúa el futuro de la televisión en el año 2015 como un dispositivo multivista y, diez años más tarde, holográfico.