Tras Estados Unidos y Europa, ha llegado el turno de Corea que ha decidido multar a los principlaes fabricantes de paneles LCD por haber mantenido artificialmente elevado el precio de sus productos, perjudicando así a los consumidores. La multa, de un importe total de 175 millones de dólares, recaerá sobre 10 empresas entre las cuáles se encuentran LG y Samsung. Estas dos últimas serán las que tendrán que asumir más de la mitad del castigo. Según se desprende de la investigación llevada a cabo por las autoridades, estas diez compañías se habrián puesto de acuerdo, entre los años 2001 y 2006, para pactar la producción de cada una y el precio final de sus pantallas LCD (HDTV o 3D). Las empresas implicadas son LG, Samsung, AU Optronics, Chimei Innolux, HannStar Display, Chunghwa Picture Tubes, así cómo algunas filiales de las dos primeras.

Fuente: TD