Las "telecos" controlan el 12 por ciento del negocio mundial de TV de pago


Los operadores de telecomunicaciones ya controlan el 12 por ciento del negocio mundial de la TV de pago. Estas empresas suministraron el año pasado servicios de televisión a 94 millones de personas, en todo el Planeta. Son datos de Telegeography recogidos en un estudio sobre Internet y televisión publicados en el blog de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).
La teleco líder en el mundo en la televisión codificada es la mexicana América Móvil, del magnate Carlos Slim, que opera en 18 países de América y que tiene unos diez millones de suscriptores en el negocio de la TV de pago. Le siguen China Telecom (ocho millones), la rusa Rostelecom (casi seis), France Telecom (cinco), Iliad Free (cuatro), Deutsche Telekom (cuatro), Verizon (cuatro), AT&T (3,5), Vivendi (3,5) y Telefónica (unos tres millones).
"Internet se ha convertido en el nuevo paradigma en la forma de ver los contenidos televisivos", señala el estudio de la CMT. "Los mundos 'broadcast' y 'broadband' se están acercando tanto que el consumo de vídeo a través de banda ancha empieza a ganar la partida a la programación tradicional lineal", señala el informe.
La consultora Idate estima que en 2015 el mercado del vídeo bajo demanda (VOD) moverá en todo el mundo alrededor de 3.400 millones de euros. En los tres próximos años la oferta de servicios VOD va a aumentar significativamente, hasta un 24% en Europa y un 40% en Estados Unidos. Precisamente en Estados Unidos, el negocio del cable no maneja buenos augurios.

"Los cord-cutters (abonados que se dan de baja) que amenazan con sus tijeras no son una moda pasajera y siguen ahí", explica el estudio, que remite a datos de Deloitte, según los cuales un 9% de los encuestados ya han cancelado sus suscripciones por cable, mientras que otro 11% están considerando hacerlo.
Otro informe de TDG asegura que, aunque el mayor motivo para cortar la suscripción sigue siendo el económico, un 34 por ciento de los encuestados (todos usuarios de banda ancha) responden que el uso creciente del video 'on line' motivó su baja.