El beneficio de Ericsson desciende un 42 por ciento

El fabricante sueco de equipos y redes de telecomunicaciones Ericsson obtuvo un beneficio neto de 2.200 millones de coronas suecas (253 millones de euros), en el tercer trimestre de este año, lo que supone una caída del 42 por ciento, respecto al mismo periodo del año pasado. Como consecuencia, la multinacional estudiará la posibilidad de adoptar medidas adicionales de reducción de costes.
El caso es que el presidente de Ericsson, Hans Vestberg, ha reconocido que "nuestra rentabilidad no es satisfactoria". Al mismo tiempo, ha señalado que la reducción de los gastos operativos alcanzada por Ericsson "no es suficiente".
"Estas mejoras son estimulantes, pero no es suficiente y continuaremos identificando y ejecutando proactivamente medidas adicionales para reducir costes y ganar eficiencia", añadió el directivo, según recoge Europa Press.
La cifra de negocio de Ericsson en el tercer trimestre sumó 54.600 millones de coronas (6.350 millones de euros), un 2 por ciento menos, lastrada por la caída del 19 por ciento de las ventas en la unidad de redes, mientras el negocio de servicios facturó un 19 por ciento más y el de soporte un 29 por ciento más.
Entre las distintas areas geográficas en las que opera, la multinacional sueca facturó un 16 por ciento más, en Norteamérica y un 3 por ciento más en la región mediterránea, mientras que los ingresos cayeron un 10% en Latinoamérica, un 24 por ciento en elNorte y Centro de Europa, así como un 21 por ciento, en Europa Occidental.
De este modo, en los nueve primeros meses del año el beneficio neto de Ericsson aumentó un 9,9 por ciento, hasta 12.200 millones de coronas suecas (1.418 millones de euros), mientras que su cifra de negocio bajó un 1,5 por ciento, hasta 160.800 millones de coronas (18.697 millones de euros).