Deloitte aconseja fuertes recortes en Telemadrid para que pueda subsistir

Deloitte ha elaborado un informe sobre el proceso de adecuación de la estructura de Radio Televisión Madrid propone renunciar a su segundo canal público, laOtra, la posibilidad de prescindir de su radio, Onda Madrid, y de los informativos en horario de mañana.

En el documento, la auditoría ofrece un modelo donde se conservan los informativos "Telenoticias" de mediodía y de la noche, así como el programa informativo nocturno además de dos programas: "Madrid Directo" y "Madrileños por el mundo". Asimismo, el estudio renuncia a la programación de la mañana de carácter informativo.

Esto se debe, explican, a que "además de ser una fuente importante de ahorro de costes en la parrilla, dado lo exigente en recursos de su programación, su contribución en audiencia absoluta es reducida", según dice "El Economista" retomando una información publicada por Europa Press. En su lugar, se propone la emisión de series y productos de producción ajena.

Por otro lado, la auditoría señala que el nuevo modelo no contemplaría en su presupuesto el mantenimiento de laOtra -el segundo canal de Telemadrid, de corte cultural. No obstante, señala que la Dirección podría plantearse como una solución alternativa continuar con su emisión sin un coste asociado, es decir, emitiendo redifusiones.

En otro orden de cosas, el informe destaca que la programación actual de Telemadrid ha de mantenerse vía Internet "dado el potencial de esta plataforma de contenidos" aunque, sin embargo, puede ser necesario "replantear la emisión vía satélite dado que ésta lleva asociados unos costes de emisión considerables".

Finalmente, según el informe, esta reestructuración global va a permitir que los costes asociados imputados a programas se reduzcan "drásticamente en línea con la modificación de los contenidos de la parrilla" y que se alcance ahorros en aquellos costes que no se asocian a programas por la contratación de volumen de actividad. "Estos ahorros garantizan el cumplimiento del límite máximo de gasto", asegura Deloitte.